Acerca de mi

Bienvenidos a mi página web! Mi nombre es Mandana, soy una mujer francesa en mis treinta y pocos años, y trabajo como freelancer en la red. Como se habrán dado cuenta ya, soy una gran fan de las copas menstruales. Me gustaría compartir mi experiencia y de qué manera llegó a mí la idea de formar esta página web.

Yo “antes de las copas”?

Siempre he odiado las compresas, me parecen poco higiénicas, incómodas, muy poco atractivas, y la cantidad de residuos que producen es algo sobre lo que empecé a sensibilizarme. En cuanto a los tampones, fue la única alternativa que se me ocurrió en ese momento. No me gustaban los tampones sin aplicador porque son difíciles de insertar, lo que incrementó mi sentimiento de culpa, utilizando tampones con aplicadores de plástico… Por otro lado, también me incomodaban los envoltorios y el plástico que se desechan. Me parecía una locura tirar un aplicador tras utilizarlo durante 5 segundos para introducir otro producto que iba a mantener durante unas 4h.

Instintivamente me sentía mal al poner un producto de algodón blanqueado en el interior de mi cuerpo. A menudo podía sentirlo, me causaba irritación y dolor especialmente en la extracción. El olor que emana no es muy agradable… Me ahorro los detalles, creo que todos las lectoras, usuarias de tampones, que pueden relacionarse con lo que estoy diciendo.

No me sorprendió leer luego acerca de los tampones, el SST (síndrome de shock tóxico), las fibras de rayón, la dioxina, etc. Yo sabía que tiene que haber una manera mejor y más fácil de manejar nuestro flujo menstrual!

    • Extracción del tampón

A menudo me resultaba dolorosa, especialmente cuando el tampón no está saturado, lo cual sucede muy a menudo si se cambia debidamente cada 4 horas. De hecho, causan micro laceraciones en la pared de la vagina dejándola que sea más propensa a las infecciones.

    • Deshacerse del tampón

Si estás en la casa de alguien, siempre es vergonzoso dejar el tampón sucio atrás con la esperanza de que alguien vacíe la papelera en los próximo días. Pero, ¿qué puedes hacer? Llevártelo en el bolso de mano realmente no es una opción. El problema sigue siendo el mismo en casa; no se ven más bonitos, ni huelen mucho mejor en tu papelera! Ahí es donde aparece la irresistible tentación de tirarlas por el inodoro… No hace falta decir la cantidad de problemas de fontanería que esto causa, a parte de los contaminación.

    • En los lugares públicos

Los llamados “contenedores higiénicos” (cuando hay uno disponible), donde tienes que tomar papel higiénico para abrir la tapa impregnada de sangre, no son muy atractivos. Siempre me he preguntado: ¿qué es lo que realmente hacen con los residuos?

    • El olor de 
tampones o compresas

el problema sigue siendo el mismo. Seamos claros: si mantienes algo que absorbe la sangre durante horas y que está en contacto con el aire (sí, incluso si usas un tampón), hay una oxidación inevitable. Es por eso que tu tampón también tiene un color extraño. ¿Quién puede decirme honestamente que no se ha preguntado alguna vez si alguien además de ti se está percatando del olor?

    • Problemas de manchado

Cuando un tampón o una compresa, independientemente del tamaño, ha alcanzado su máximo potencial de absorción, pues no absorberán más y tendrás escapes…

    • Los productos químicos

Cuando comencé a estudiar todo esto de los tampones versus las copas menstruales, leí una gran cantidad de artículos sobre el SST (síndrome de shock tóxico) y empecé a escuchar todo acerca de los productos químicos utilizados en tampones y compresas o toallas sanitarias y acerca de la dioxina, que actualmente está vinculada con el cáncer (¿por qué y cómo crees que los tampones son tan blancos?). Las fibras de algodón y rayón dejan detrás fibras sueltas, introduce un tampón en un vaso de agua y verás cuántas fibras sueltas están flotando a su alrededor… Eso es algo que tu cuerpo tendrá que eliminar por su cuenta. En realidad, un tampón está hecho de algodón aproximadamente en un 5% y el resto es rayón /viscosa, que están hechos de plástico. Sólo la marca Natracare los produce de 100% de algodón orgánico y son tejidos de manera que no suelte fibras. Es mucho mejor, pero es la absorción de flujo en sí que puede causar SST.
[/fancy_list]
Todo esto para decir que ya estaba más que dispuesta a encontrar una mejor alternativa!

¿Cómo descubrí las copas menstruales?

En el 2009, yo estaba viviendo en Australia, entré en una tienda de hierbas y vi esta pequeña cosa que parecía un embudo. En la caja tenía escrito algo “menstrual”, con lo que supuse que era para el período, pero no tenía ni idea de cómo funcionaba. Para entonces yo estaba viajando mucho y era difícil encontrar tampones en la India, por ejemplo, por lo que me gustó la idea de este pequeño dispositivo que podría caber en el bolso, listo para salvarme en cualquier momento, donde quiera que estuviese. Lo pensé un poco, hice un poco de investigación por internet y me decidí. Sabía que no podrían ser peor que los tampones por lo que valía la pena intentarlo.
Cuando empecé a usarla, debo admitir, que fue un poco difícil. No podía entender cómo se podía sostener por sí misma, cómo era que no podía sentirla, siendo más grande que un tampón, cómo es que no había escapes, etc… Tras unos pocos días estaba convencida. Estaba tan entusiasmada que animé a todas mis amigas más cercanas a conseguir una copa para probarla!

Mi primera vez con una copa

Mi primera copa fue una Divacup. Incluso después de leer toda la guía del usuario, me esforcé con dificultad para insertarla, incluso pensé que nunca lo conseguiría. No podía mantenerla doblada e insertarla al mismo tiempo, me preguntaba si la habría colocado correctamente, etc… 3 días después conseguí hacerlo con facilidad y desde entonces no he mirado hacia atrás. Trata de recordar tu primera vez con un tampón, probablemente no fue fácil, ahora es un producto revolucionario. Puedes sentirte un poco torpe durante los primeros días, pero no durará. Estoy segura de que estarás tan emocionada como yo y como las otros millones de usuarias de copas en el mundo!

Mi misión

No tardé mucho tiempo en comentarlo en mi círculo de amigas. Me sentí un poco sorprendida por la reacción común de repugnancia. ¿A qué vienen las caras de asco? Sobre todo era la idea del reúso que causaba la mayor reacción. Una vez que expliqué con más detalle los pros y contras, la actitud cambió a una de curiosidad por probarla. El feedback resultó muy gratificante, nadie volvió a los tampones o compresas, todas dijeron que se sentían más limpias y que facilitó lidiar con sus periodos. Como ya les he comentado, las copas para mí son un producto muy atractivo, ¿cómo puede una mujer no estar interesada en:
• Sentirse más higiénica,
• Preservar el medioambiente,
• Ahorrar dinero,
• No tener que preocuparse de tener que comprar productos desechables cada mes.

Quise compartir esto con tantas mujeres como fuera posible. ¿Qué mejor manera de hacer esto que por internet? Es mi campo de trabajo y estoy feliz de utilizarlo para esta buena causa.

Eché un vistazo en la red y descubrí gratamente que en realidad hay muchas marcas de fabricación de copas. Quise convertir esta página en un portal de información con todas las marcas disponibles en el mercado hoy en día. Aquí puedes comparar tamaños, colores, precios y el país de origen.

¿Cómo participar en esta misión?

El objetivo de este sitio web no solo es el de ayudarte a elegir la copa perfecta para ti, sino también para alentar el boca a boca. Es por esto que he creado un programa de afiliados.

Una vez que eres un afiliado sólo tiene que enviar tu enlace a través de Facebook, Twitter, correo electrónico, blog, etc. Cada primer día del mes tu comisión se abonará en tu cuenta PayPal para cubrir cualquier venta que se haya realizado a través de su enlace.

Y así todos contentos:
• los fabricantes de copas tiene más visibilidad
• ellos hacen dinero, nosotros ganamos dinero
• todos recibimos la satisfacción de difundir la información, cada copa vendida significa 325 desechables menos al año por tan solo una mujer!

Este es mi objetivo, el de difundir la información para contribuir a mi manera a un mundo más limpio, unas mujeres sanas y con la esperanza de que pronto tú también formarás parte de este objetivo…Y si eres un hombre, no quiere decir que no puedas indicar la información a tus amigas ;) Puedes compartir vía Facebook, Twitter, Correos, blog.

Qué puedes hacer?
Suscríbete aquí para convertirte en un afiliado

El objetivo de esta página no es sólo ayudarte a elegir la copa correcta para ti sino también para incrementar la información boca a boca. Por eso cree un programa de afiliación. Es la mejor manera que una mujer la pruebe y riegue la voz con sus amigas. Y por ser hombre no significa que no puedas darle la información a tus amigas ;)

Una vez seas un afiliado puedes simplemente enviar el link a través de facebook, twitter, email, blog etc. Tu 10% de comisión por la venta realizada a través de tu link será acreditada en tu cuenta Paypal cada primero del mes. También puedes elegir un 15% de crédito en mi tienda online.

Lost Password

Sign Up