20 razones para usar una copa menstrual

Higiene íntima Protección femenina Marca de copas Copas menstruales

¡Sí, copas menstruales! Ese pequeño embudo de silicona que seguramente viste en algún momento curioseando por Facebook. ¿Levantaste las cejas preguntándote qué demonios es o ya eres una de nosotras? ¿La idea de recolectar tu flujo en una copa te repugna? Entonces es muy probable que recolectarla en un tapón vaginal o en un pañal para adultos también te cause esa misma reacción. Así que sugiero que sigas leyendo, me agradecerás después. :-)

1. Fácil y cómoda

El concepto es simple, inserta la copa en tu vagina, quítala, lávala y vuelve a utilizarla. Será muy fácil una vez que te acostumbres a insertarla correctamente. Ve mi guía paso a paso sobre cómo usar una Copa Menstrual. Ni siquiera notarás que está ahí. Después de usarla, simplemente enjuaga con jabón neutro íntimo y agua tibia y luego hiérvela al final de tu período. También puedes usar tabletas esterilizantes y tupperware.

2. Periodo libre de residuos

Una copa menstrual te durará años. Compara eso con todas las toallas y tampones que usarías durante ese mismo tiempo. Suman cerca de 325 piezas desechadas por mujer al año en todo el mundo… Bastante desagradable, ¿no crees? Todo lo que podría evitarse fácilmente si cada mujer usara una copa menstrual. ¿Quién quiere ver toallas sangrientas en la playa? Sé que yo no. Lee algunos datos sobre desperdicios producidos por productos desechables.

3. Absorben más sangre

Un tampón regular absorbe entre 9 y 12 gramos de líquido. Las copas menstruales retienen casi cinco veces esa cantidad, hasta 40 ml. Puedes comparar la capacidad del tampón contra la de la copa menstrual aquí. Esto facilita mucho la vida. Para las mujeres con un flujo más pesado, puedes ver copas con una mayor capacidad en esta tabla de comparación.

4. Tu ciclo te parecerá más corto

Cuando usaba tampones me cambiaba cada 4 horas por precaución y también porque se saturaba en días de mucho flujo y me manchaba. Ahora que uso la copa, solo debo encargarme de vaciarla en mi ducha matutina y hacer lo mismo en la noche. Puedo olvidarme de eso por el resto del día. Vacía tu copa cada 8 o 12 horas, en lugar de cada 4 o 6 horas como deberías hacer con un tampón o toalla sanitaria. Eso es el doble de tiempo en comparación con otros métodos, así que una menstruación de 4 o 5 días la sentirás mucho más corta.

5. Olvídate de las fugas

El problema con un tampón o toalla es que cuando alcanza la saturación total no absorbe más y empieza a gotear. Cuando una copa menstrual se ajusta correctamente en la vagina, no debe haber ninguna fuga. Una copa tardará mucho más en llenarse ya que tiene una capacidad mucho mayor. Echa un vistazo a esta tabla de comparación de Tampones y Copas. Si tienes fugas con una copa, es muy probable que no se haya insertado correctamente o el tamaño o la forma de la copa no sean adecuados para ti.

6. Sin mal olor

Todas ustedes saben de lo que estoy hablando, ese olor desagradable característico asociado con estar menstruando. Cuando usas toallas o tampones, estos están expuestos al aire, lo que provoca la oxidación natural. Pero con las copas menstruales, el material evita que la sangre se exponga al aire, todo se queda adentro. Te sentirás mucho más limpia y no tendrás la sensación de humedad habitual que acompaña a las toallas o el cordón del tampón.

7. Ahorras mucho dinero

Las copas menstruales cuestan tan solo € 15 o más dependiendo de la marca de la copa menstrual y duran muchos años. Los tampones o toallas desechables cuestan un mínimo de € 5 y solo te durarán un mes. Entonces, una copa se paga bastante rápido. Calcula tus ahorros usando una copa en comparación con tampones o toallas.

8. Una sola compra y olvídate de ella

Nunca tendrás que caminar con papel higiénico en las bragas porque se te acabaron los tampones ni tendrás que mendigar a mujeres al azar en el baño público por un tampón de emergencia. Las pocas veces que una mujer me ha preguntado, solo me disculpo porque no puedo entregarles mi copa y les doy mi tarjeta de negocios en su lugar :) Haz clic aquí para obtener la tuya.

9. Puedes dormir desnuda

Sí, no más sábanas manchadas. Cuando tienes la copa correcta no hay filtraciones, puedes dormir en todo tipo de posiciones sin sentirte como una abuela incontinente. Fue una gran ventaja para mí cuando descubrí la copa porque me encanta dormir desnuda. No es seguro pasar toda la noche con el mismo tampón y no sé qué problema tengo con las toallas sanitarias pero la sangre siempre se chorrea cuando estoy acostada; es sangriento e incómodo (y poco sexy). Con una copa puedes dormir segura toda la noche sin preocuparte por el Síndrome del Shock Tóxico (SST).

10. Sin cordones

Los cordones del tampón tienen la molesta y repugnante costumbre de empaparse de pis. Si estás en una sauna pública, duchándote en la piscina o jugueteando con tu pareja, ¡no te preocupes! Las copas menstruales caben perfectamente dentro de tu cuerpo y no queda guindando nada.

11. Genial para hacer deporte

Yoga, gimnasio, equitación, natación y más. Puedes sentirte limpia y segura con una copa incluso estando de cabeza. El material mantiene tu copa en su lugar y no tienes que preocuparte de lucir como si estuvieras usando un pañal o tener un cordón sobresaliendo mientras te ejercitas.

12. Ideal para viajar

No tienes que preocuparte por la protección femenina que esté disponible (o probablemente no lo esté) cuando te encuentras en el medio de la nada. Saca tu copita del bolso y estás lista para ir a cualquier lugar sin importar nada, sin dejar nada detrás de ti. Puedes limpiarla incluso si estás acampando, caminando o estando en un área muy remota; nunca estarás sin protección.

13. Mantiene el SST a raya

El Síndrome de Shock Tóxico es un problema verdadero causado por el uso de tampones y además es potencialmente mortal. Nos advierten sobre esto en cajas de tampones con letras muy pequeñas, pero no nos hablan de los ingredientes… Eso no puede ser saludable. Pregúntale al Sr. Google sobre el SST y la cantidad de casos reportados a causa de los tampones. La información deja los pelos de punta. Obviamente, igual debes tener cuidado con las copas y respetar sus indicaciones, pero se reduce mucho el riesgo. Descubre más aquí.

14. Material seguro e higiénico

Fabricadas en 100 % silicona de grado médico (o TPE por sus siglas en inglés), no filtran ningún químico en tu cuerpo ni absorben nada, por lo que es neutral e hipoalergénica y permite que la delicada flora vaginal siga haciendo su trabajo sin interrupciones. El algodón y otras sustancias en los tampones despojan a las paredes vaginales del revestimiento natural, lo que hace que las mujeres sean más susceptibles a las enfermedades. Lee este artículo si quieres saber más.

15. ¡Adiós vagina seca!

Los tampones absorben la sangre de tu período, pero también absorben todo lo demás perturbando el equilibrio de tu pH, haciéndote más propensa a candidiasis vaginal y otras infecciones. Con la copa, tu pared vaginal quedará intacta, sin dolor ni residuos. La inserción y extracción del tampón causan una micro laceración en la pared vaginal que te deja más propensa a infecciones y enfermedades. Las fragancias sintéticas utilizadas en las toallas sanitarias también son una gran causa de erupciones y alergias.

16. Sin resequedad

Los tampones absorben los fluidos adicionales liberados en los pequeños conductos en las paredes de tu vagina cuando te excitas sexualmente. Puede que luego de unos cuantos días con tampones ya estés lista para un poco de acción… y podría ser una experiencia algo ruda y no lo digo en el buen sentido. La copa dejará tu vagina tal como estaba, ni más ni menos (y no, la copa no estirará tu vagina).

17. Perfecta para el sangrado irregular

¿Odias usar un tampón antes o después del período por solo una cantidad muy pequeña de flujo? Las copas menstruales son perfectas para esto porque no secarán tu vagina. Algunas mujeres con altas descargas también usan la copa, no recomendaría usarla a diario, pero en algunas ocasiones, si quieres asegurarte de mantener tu ropa interior seca, puede ser útil.

18. Planifica con anticipación

¿Sabes cuándo vendrá tu período? Colócate la copa menstrual cuando creas que está llegando, puede ser uno o dos días antes, o antes de acostarte, para que no te agarre de sorpresa. Si no llega, no hay problema, simplemente extráela. Incluso si no hay sangre, no debes dejártela más de 8 o 12 horas.

19. Conoce tu cuerpo

La menstruación es un proceso natural y te familiarizarás mucho más con esto usando las copas menstruales que con compresas o tampones. Y lo que me gusta de la copa es que tienes una idea de lo que realmente es tu flujo, verlo en su forma líquida te hará comprender que en realidad es mucho menos de lo que imaginas, además, el color y la textura también dan una indicación útil sobre tu salud. Lee este artículo si quieres saber más

20. Apoya negocios más pequeños

La mayoría de las copas menstruales son fabricadas por pequeñas empresas propiedad de mujeres y casi todas tienen sus oficinas y fabricas cerca. Realmente es una experiencia positiva para las mujeres apoyar a estas empresas en lugar de las grandes compañías que contaminan el planeta sin vergüenza y que no se preocupan en absoluto por nuestra salud.

Ahí están las 20 razones para deshacerte de tus tampones o toallas desechables y comprar una copa menstrual. Revisa las marcas de la copa menstrual disponibles en todo el mundo.

Siéntete libre de hacer preguntas en mi grupo de Facebook @copitamenstrual. Y si te gustó este artículo, ayúdame a correr la voz publicando este artículo con el hashtag #vivalacopa.

comments